miércoles, 29 de septiembre de 2010

Detectar la Escherichia Coli sería mas facil

Un nuevo método, desarrollado en la Purdue University de EEUU, aplica la espectroscopia de infrarrojos para detectar rápidamente la presencia de la bacteria Escherichia Coli en la carne contaminada, permitiendo además distinguir las diferentes cepas y apreciar si el patógeno está activo o no.

Los investigadores de la Purdue University utilizaron métodos de FT-IR (espectroscopia de transformada de Fourier) para detectar, diferenciar y cuantificar la presencia de cepas de la bacteria E.Coli 0157:H7, potencial causante de infecciones intestinales y extraintestinales, en carne picada contaminada.

La investigadora Lisa Mauer comenta que el proceso tan sólo tiene unas horas de duración, un hallazgo que podría reducir muchísimo el tiempo de investigación de los brotes.

Según Mauer, la bacteria E. Coli tiene un espectro infrarrojo muy determinado que puede ser detectado a través de un espectroscopio de transformada de Fourier. El aparato lee el espectro creado por la combinación de energía que ha sido absorvida y la energía que ha sido reflejada de vuelta al aplicarlo sobre las muestras.


Escherichia Coli 0157:H7, Elizabeth H. White- CDC

Según Mauer, "la energía es tan sólo absorbida por ciertos componentes de las muestras y si ese componente o bacteria no está ahí, la energía es reflejada de vuelta".

El sistema desarrollado por Mauer también puede diferenciar entre las células de E. coli que están activas o están muertas, utilizando técnicas de filtración y separación inmunomagnética (IMS).

En su opinión, "si las células están muertas no representan un peligro, pero su presencia puede ofrecer información importante sobre la calidad del producto que se está analizando".

Mauer no descarta que este tipo de análisis pueda ser aplicado a otros alimentos. Estos dos métodos combinados podrían ser útiles para la detección rápida y la diferenciación de los agentes patógenos en los alimentos complejos y permitir rastrear los brotes de manera más efectiva y rápida.

Los resultados del estudio, financiado por el Departamento de Investigaciones Agrarias del USDA (EEUU) y el Centro Purdue para la Ingeniería en Seguridad Alimentaria, han sido publicados en el Journal of Food Science.

No hay comentarios:

Publicar un comentario