martes, 13 de julio de 2010

El fin de los transbordadores espaciales

En una emotiva ceremonia la compañía Lockheed Martin Space Systems hizo entrega a la NASA del último tanque externo (denominado ET-138) fabricado para un transbordador espacial, considerando que según los planes del gobierno estadounidense, los transbordadores serán dados de baja y el transporte espacial del país dependerá del arriendo de asientos en los cohetes rusos Soyuz.

La ceremonia se llevó a cabo el día de ayer y, en teoría, marca el fin de la línea de producción de este vital elemento, contabilizando en total 134 tanques durante los últimos 30 años.

El ET (External Tank) es el elemento más grande utilizado por los transbordadores espaciales, siendo a su vez el más pesado cuando se encuentra cargado con combustible. El ET posee tres elementos fundamentales: Un tanque superior de oxígeno líquido (LOX), el tanque intermedio en el que se encuentran los componentes eléctricos y por último, el tanque inferior de hidrógeno líquido (LH2).


En el despegue el ET suministra el combustible y el oxidante bajo presión a los tres motores principales del transbordador. Se desprende de este transcurridos 10 segundos luego del apagado de los motores principales, momento en el que inicia su viaje de regreso hacia la atmósfera terrestre.

Ahora el ET-138 será transportado hacia el centro espacial Kennedy, para formar parte de la próxima misión de Endeavor, STS-134, prevista para el 26 de febrero del próximo año.

Recordemos que los actuales transbordadores espaciales serán dados de baja a principios del próximo año, por lo que la NASA tiene agendadas dos misiones antes de que esto suceda. Una vez que los transbordadores pasen a retiro la NASA utilizará naves rusas Soyuz para enviar a sus astronautas hacia la Estación Espacial Internacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario